Cupul-Magaña, McCann, and Escobedo-Galván: Observaciones generales de la dieta del zanate mexicano Quiscalus mexicanus en Puerto Vallarta, México



Editor asociado: Lucas M. Leveau

El zanate mexicano Quiscalus mexicanus es originario de la vertiente del Golfo de México y actualmente se encuentra distribuido en todo el país (Christensen 2000, Gurrola-Hidalgo et al. 2009); además, se ha registrado en Hawái, Canadá, Estados Unidos de América, Centroamérica y el Caribe, así como Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú en Sudamérica (AOU 1998). Su amplia dispersión se debe principalmente a la adaptabilidad y tolerancia a los ambientes modificados por las comunidades humanas (Wethje 2003, Gurrola-Hidalgo et al. 2009).

Gurrola-Hidalgo et al. (2009), además de mencionar que el zanate mexicano es una especie oportunista, también indican que ingiere una gran variedad de presas de vertebrados, invertebrados, crustáceos pequeños y otros animales marinos, además de granos y frutos. De manera particular, en observaciones realizadas en el municipio de La Huerta, Jalisco, México, estos mismos autores documentaron el consumo de crustáceos marinos del género Emerita.

En su dieta también se ha registrado al gecko casero común o besucona Hemidactylus frenatus (Sánchez-Soto 2015), cangrejos Uca beebei, renacuajos de anuros, neonatos de tortuga marina Lepidochelys olivacea, lagartijas Aspidoscelis sonorae, Sceloporus occidentalis y Anolis sagrei; además de la golondrina común Hirundo rustica y polluelos de la paloma aliblanca Zenaida asiática (Gurrola-Hidalgo et al. 2009). Asimismo, se ha registrado un comportamiento raro en la forma de alimentación: sumergir los alimentos en agua antes de consumirlos para facilitar la ingestión (Morand-Ferron 2005), o recolectar los insectos muertos adheridos a las placas (matrículas) de los autos (Grabrucker y Grabrucker 2010).

Los estudios en el consumo de alimento en las aves permiten aportar información sobre la cadena alimenticia y la productividad de las áreas de forrajeo, así como sus requerimientos alimenticios, energéticos y reproductivos (Gullion 1966, Montevecchi 1993, Gill 1995, Barrett et al. 2007, Karnovsky et al. 2012). Para obtener datos cualitativos es posible utilizar la técnica de fotografía digital a distancia o digiscoping en inglés, en la que se emplea una cámara fotográfica y lentes telescópicos para observar el comportamiento de ingesta de presas sin perturbarlas (Leary 2004, Larson y Craig 2006).

Aquí documentamos la depredación del zanate mexicano sobre dos especies de reptiles (Sceloporus melanorhinus e Iguana iguana) y su consumo conespecífico o canibalismo de huevos. Las imágenes las tomamos el 20 y 30 de junio de 2017, así como el 4 de julio del mismo año, en el Campo de Golf Marina Vallarta, Puerto Vallarta, Jalisco, México (20º39’56.6” N, 105º15’10.5”; 2 msnm). Utilizamos una cámara Canon EOS D-60 y un lente Sigma 150-600 F 5-6.3. La distancia focal osciló entre los 160 mm a 546 mm. Las observaciones las efectuamos entre las 9:30 y 10:00 h. Durante este periodo los zanates realizaron el mismo comportamiento para acceder a las presas: correr tramos cortos a campo abierto tras ellas hasta atraparlas con el pico. Una vez capturadas, las picoteaban hasta matarlas. Pudimos identificar a las presas como individuos de la lagartija espinosa de nariz negra (S. melanorhinus) y la iguana verde (I. iguana). Además, registramos el canibalismo de un huevo.

En el caso de la iguana verde, la cual era una cría por su color verde brillante y talla de aproximadamente 8 cm, documentamos cómo un macho adulto utilizó sus patas para aprisionar al individuo ya muerto contra el suelo para, posteriormente, desmembrarlo con el pico y tragárselo en trozos pequeños (Figuras 1A-1B). Aunque no logramos fotografiar la ingesta de la lagartija espinosa de nariz negra por el zanate mexicano (Figuras 1C-1D), asumimos que el comportamiento de alimentación que involucra el desmembramiento de la presa por su tamaño, es similar al observado con la iguana verde.

Figura 1

Zanate mexicano en el Campo de Golf Marina Vallarta, Puerto Vallarta, México. A-B) Depredación de macho adulto sobre Iguana iguana. C-D) Depredación de macho adulto sobre Sceloporus melanorhinus. E) Canibalismo de huevo por hembra adulta. F) Cascarón de zanate mexicano roto por acción de canibalismo por parte de hembra adulta de zanate mexicano (fotos: Frank Mc Cann).

1870-7459-huitzil-19-01-96-gf1.jpg

Por otra parte, observamos a una hembra adulta de zanate mexicano consumiendo el contenido de un huevo de su misma especie (Figuras 1E-1F). El huevo se identificó con la ayuda de la guía de Baicich y Harrison (1997). Desconocemos si el huevo ya estaba ahí, si la hembra lo trajo, picoteó y rompió en el sitio de registro, o si es de su propio nido o de un nido vecino. Lo interesante de este evento es que aporta evidencia sobre el comportamiento caníbal de esta especie sobre huevos. Al respecto, Guillory et al. (1981) especularon sobre el canibalismo de la especie en Luisiana, Estados Unidos de América, al observar marcas de picotazos en las crías, aparentemente asestados por los adultos.

En cuanto a las especies de reptiles capturadas por el zanate mexicano, son abundantes en la costa de Jalisco (García y Ceballos 1994), por lo que pueden ser un recurso alimenticio de fácil acceso y disponible todo el año o, como en el caso de las crías de iguana verde, sólo durante los meses de verano cuando recién eclosionan. La lagartija espinosa de nariz negra se distribuye en la vertiente del Pacífico desde Nayarit hasta Guatemala (Ponce-Campos y García 2013), mientras que I. iguana se localiza en ambas costas, desde Sinaloa, Veracruz y península de Yucatán, hasta Centroamérica y Sudamérica (Kohler 2008).

Los registros sobre los hábitos alimenticios del zanate mexicano son escasos, y aunque es un ave que durante el siglo XX experimentó una rápida dispersión a gran escala por el continente americano (Johnson y Peer 2001), en esta nota registramos por primera vez a dos especies de reptiles como parte de su dieta y confirmamos el comportamiento de consumo conespecífico de huevos o canibalismo.

Nuestras observaciones, aunque puntuales y cualitativas, pueden aportar información sobre el uso de recursos de una especie con una rápida expansión de su ámbito hogareño (Johnson y Peer 2001). Asimismo, los futuros estudios derivados del registro de este tipo de comportamiento, además de tratar de esclarecer qué factores ambientales y etológicos están involucrados en el consumo conespecífico de huevos, pueden dirigirse a conocer (en la zona de observación particularmente) los efectos de la densidad del zanate mexicano y su frecuencia de depredación, sobre la estructura de las poblaciones locales de reptiles y, en especial, sobre el éxito reproductivo de la iguana verde.

Agradecimientos

A la administración del Campo de Golf Marina Vallarta por permitirnos el ingreso a sus instalaciones. A la Dra. Patricia Escalante Pliego, curadora de la Colección Nacional de Aves (CNAV), por su apoyo en la consulta y revisión de la base de datos de la colección. A los dos revisores anónimos por sus valiosos comentarios.

Literatura citada

1 

AOU (American Ornithologists’ Union). 1998. Check-list of North American birds, 7a. ed. American Ornithologists’ Union. Washington, D.C., E.U.A.

AOU (American Ornithologists’ Union) 1998Check-list of North American birds7American Ornithologists’ UnionWashington, D.C., E.U.A.

2 

Baicich, P.J., C.J.O. Harrison. 1997. A guide to the nest, eggs, and nestlings of North American birds, 2a. ed., Academic Press. San Diego, E.U.A.

P.J. Baicich C.J.O. Harrison 1997A guide to the nest, eggs, and nestlings of North American birds2Academic PressSan Diego, E.U.A.

3 

Barrett, R.T., K.C.J. Camphuysen, T. Anker-Nilssen, J.W. Chardine, R.W. Furness, S. Garthe, O. Hüppop, M.F. Leopold, W.A. Montevecchi, R.R. Veit. 2007. Diet studies of seabirds: a review and recommendations. ICES Journal of Marne Sciences 64(9):1675-1691.

R.T. Barrett K.C.J. Camphuysen T. Anker-Nilssen J.W. Chardine R.W. Furness S. Garthe O. Hüppop M.F. Leopold W.A. Montevecchi R.R. Veit 2007Diet studies of seabirds: a review and recommendationsICES Journal of Marne Sciences64916751691

4 

Christensen, A.F. 2000. The fifteenth- and twentieth-century colonization of the Basin of Mexico by the Great-tailed Grackle (Quiscalus mexicanus). Global Ecology and Biogeography 9(5):415-420.

A.F. Christensen 2000The fifteenth- and twentieth-century colonization of the Basin of Mexico by the Great-tailed Grackle (Quiscalus mexicanus)Global Ecology and Biogeography95415420

5 

García, A., G. Ceballos. 1994. Guía de campo de los reptiles y anfibios de la costa de Jalisco, México / Field guide to the reptiles and amphibians of the Jalisco coast, Mexico. Fundación Ecológica de Cuixmala, A.C. e Instituto de Biología, UNAM, México, D.F.

A. García G. Ceballos 1994Guía de campo de los reptiles y anfibios de la costa de Jalisco, México / Field guide to the reptiles and amphibians of the Jalisco coast, MexicoFundación Ecológica de Cuixmala, A.C.Instituto de Biología, UNAMMéxico, D.F.

6 

Gill, F.B. 1995. Ornithology. W.H. Freeman and Company, Nueva York, E.U.A.

F.B. Gill 1995OrnithologyW.H. Freeman and CompanyNueva York, E.U.A.

7 

Grabrucker, S., A.M. Grabrucker. 2010. Rare feeding fehavior of Great-Tailed Grackles (Quiscalus mexicanus) in the extreme habitat of Death Valley. The Open Ornithology Journal 3:101-104.

S. Grabrucker A.M. Grabrucker 2010Rare feeding fehavior of Great-Tailed Grackles (Quiscalus mexicanus) in the extreme habitat of Death ValleyThe Open Ornithology Journal3101104

8 

Guillory, H.D., J.H. Deshotels, C. Guillory. 1981. Great-Tailed Grackle reproduction in southcentral Louisiana. Journal of Field Ornithology 52(4): 325-331.

H.D. Guillory J.H. Deshotels 1981Great-Tailed Grackle reproduction in southcentral LouisianaJournal of Field Ornithology524325331

9 

Gullion, G.W. 1966. A viewpoint concerning the significance of studies of game bird food habits. The Condor 68(4):372-376.

G.W. Gullion 1966A viewpoint concerning the significance of studies of game bird food habitsThe Condor684372376

10 

Gurrola-Hidalgo, M.A., C. Sánchez-Hernández, M.L. Romero-Almaraz. 2009. Novel food sources for Quiscalus mexicanus and Cyanocorax sanblasianus in Chamela, Jalisco coast, Mexico. Acta Zoológica Mexicana (n. s.) 25(2):427-430.

M.A. Gurrola-Hidalgo C. Sánchez-Hernández M.L. Romero-Almaraz 2009Novel food sources for Quiscalus mexicanus and Cyanocorax sanblasianus in Chamela, Jalisco coast, MexicoActa Zoológica Mexicana252427430

11 

Johnson, K., B.D. Peer. 2001. Great-tailed Grackle (Quiscalus mexicanus). Pp. 1-28. En A. Poole, F. Gill (eds.), The Birds of North America 576. The Birds of North America, Inc., Philadelphia, E.U.A.

K. Johnson B.D. Peer 2001Great-tailed Grackle (Quiscalus mexicanus)128 A. Poole F. Gill The Birds of North America 576The Birds of North America, Inc.Philadelphia, E.U.A.

12 

Karnovsky, N.J., K.A. Hobson, S.J. Iverson. 2012. From lavage to lipids: estimating diets of seabirds. Marine Ecology Progress Series 451:263-284.

N.J. Karnovsky K.A. Hobson S.J. Iverson 2012From lavage to lipids: estimating diets of seabirdsMarine Ecology Progress Series451263284

13 

Kohler, G. 2008. Reptiles of Central America, 2a. ed., Herpeton Verlag. Offenbach, Alemania.

G. Kohler 2008Reptiles of Central America2Herpeton VerlagOffenbach, Alemania

14 

Larson, K., D. Craig. 2006. Digiscoping vouchers for diet studies in bill-load holding birds. Waterbirds: The International Journal of Waterbird Biology 29(2):198-202.

K. Larson D. Craig 2006Digiscoping vouchers for diet studies in bill-load holding birdsWaterbirds: The International Journal of Waterbird Biology292198202

15 

Leary, P.R. 2004. Digiscope applications for shorebird studies. Wader Study Group Bulletin 104:34-38.

P.R. Leary 2004Digiscope applications for shorebird studiesWader Study Group Bulletin1043438

16 

Montevecchi, W.A. 1993. Birds as indicators of change in marine prey stocks. Pp. 217-266. En R.W. Furness, J.J.D. Greenwood (eds.), Birds as monitors of environmental change. Chapman & Hall, Londres, Reino Unido.

W.A. Montevecchi 1993Birds as indicators of change in marine prey stocks217266 R.W. Furness J.J.D. Greenwood Birds as monitors of environmental changeChapman & HallLondres, Reino Unido

17 

Morand-Ferron, J. 2005. Dunking behavior in American Crows. The Wilson Bulletin 117(4):405-407.

J. Morand-Ferron 2005Dunking behavior in American CrowsThe Wilson Bulletin1174405407

18 

Ponce-Campos, P., A. García Aguayo (en línea) 2013. Sceloporus melanorhinus. The IUCN Red List of Threatened Species 2013: e.T64125A3133470. Disponible en: ˂http://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2013-2.RLTS.T64125A3133470.en ˃ (consultado el 9 de julio de 2017).

P. Ponce-Campos A. García Aguayo 2013Sceloporus melanorhinus. The IUCN Red List of Threatened Species 2013: e.T64125A3133470http://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2013-2.RLTS.T64125A3133470.en 9 de julio de 2017

19 

Sánchez-Soto, S. 2015. Depredación de Hemidactylus frenatus (Reptilia) por Quiscalus mexicanus (Aves). Zeledonia 19(2):125-127.

S. Sánchez-Soto 2015Depredación de Hemidactylus frenatus (Reptilia) por Quiscalus mexicanus (Aves)Zeledonia192125127

20 

Wethje, W. 2003. The range expansion of the great-tailed grackle (Quiscalus mexicanus Gmelin) in North America since 1880. Journal of Biogeography 30(10):1593-1607.

W. Wethje 2003The range expansion of the great-tailed grackle (Quiscalus mexicanus Gmelin) in North America since 1880Journal of Biogeography301015931607



This display is generated from NISO JATS XML with jats-html.xsl. The XSLT engine is libxslt.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN: 1870-7459
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.
.